logo

Juegos Sexuales Primera Parte

Si estás sintiendo que el sexo es una rutina repetitiva, que cada encuentro sexual es lo mismo y quieres probar nuevas alternativas, te brindamos unas sugerencias que puedan darle solución a ese problema:

Petting (besar, tocar, mimar, acariciar)

Es el conocido sexo sin penetración. Esta es una práctica esencial para conocer bien a tu pareja y reavivar la pasión. Consiste en llegar a la excitación a través de la exploración de ambos cuerpos. Lo importante es que conozcan sus zonas erógenas a través de los besos, caricias, sexo oral y masturbación mutua, pero no se permite la penetración.

Esta práctica estimula también mucho la imaginación y como en el sexo nada está prohibido, pueden utilizar disfraces, plumas, geles, etc. Lo esencial es que los dos gocen y lleguen al clímax.

Recuerda que la práctica hace al maestro y si los dos aprenden como estimularse el uno al otro pueden llegar a tener relaciones más excitantes y duraderas.

Tickling (cosquillas sexuales)

Reír genera endorfinas (hormona de la felicidad) y ésta estimula el cerebro provocando el goce.

Es entonces donde el tickling cobra protagonismo porque es una técnica que busca el orgasmo a través de las carcajadas.

En este juego vale todo, porque es un descubrimiento de las zonas erógenas más sensibles de tu pareja. Puede ser los pezones, cuello, pies, espalda, etc. Lo importante es cada quien encuentre su propio punto débil y lo sepa aprovechar.

Es esencial la complicidad en este juego para lograr el goce y la excitación.

Escrito por: Pamela Chang López

Share on FacebookTweet about this on Twitter

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *